• Revista de comunicación política e institucional
Unidos de saúde fornecedores preferenciais drogaria.pt poços de logon on-line de fargo banco

El paro, principal preocupación para la Región de Murcia.

Los murcianos y murcianas lo tienen claro. Al igual que el resto de los españoles. A tenor de los resultados del Barómetro de Primavera I del CPAUM, el paro es, para más de la mitad de los habitantes de la Región de Murcia, uno de los tres principales problemas de la Región, seguido de la corrupción y el fraude y de los políticos a nivel general. El paro en la Región de Murcia se sitúa entorno al 19,3%, un 1,3% más que en el conjunto de España y, además, el paro juvenil – menores de 25 – es un 6,9% mayor que en el resto de España. Estos números alimentan con creces la perspectiva del paro como principal problema.

Sin embargo, despunta un hecho respecto a los datos ofrecidos por el CIS: la perspectiva negativa hacia la política sobrepasa en Murcia a los problemas de índole económica, que no entran, en nuestro caso, en el top 3 de principales problemas, mientras que en España, el problema de la política en general ocupa el puesto número 4. Este hecho nos dice, además de que la Región y sus habitantes siguen los cánones – en su mayoría – del resto de España respecto a la percepción de la situación actual, que en Murcia existe un grave problema con la política regional. Pero en este caso, señalar a los “culpables” es bastante fácil. El convulso contexto político de la Región de Murcia estos últimos meses, sacudido por casos de corrupción, por la dimisión del Presidente de la Región y la incapacidad de generar una oposición con posibilidad de gobierno, ha conducido a la opinión pública a creer que la política es un problema mayor que la situación económica. La crítica de los murcianos al gobierno regional está sobre la mesa. Y los datos no mienten.

Brilla por su ausencia el interés o al menos la percepción como un problema el mar menor. Posicionándose fuera del top 10 de los principales problemas de la Región de Murcia. El verano pasado aparece el Mar Menor como uno de los problemas de mayor importancia para los pueblos del campo de Cartagena y por tanto para la Región en sí misma. Al menos aparece en escena de esta forma. Quizá si hubiéramos realizado la encuesta en verano el mar menor habría aparecido entre los diez primeros problemas. Si bien es cierto que la mediatización llevada a cabo por los medios de comunicación locales ha bajado su intensidad desde el período estival hasta ahora, pero no porque se haya solucionado el problema. Otros problemas han ido apareciendo en la sociedad y en la agenda política (y de la misma forma han salido de ésta), como por ejemplo las inundaciones de diciembre en los municipios precisamente cercanos a la laguna, y sin embargo este hecho ni si quiera aparece en la lista de problemas. ¿Se debe a una buena gestión de crisis? ¿A qué preguntábamos por los principales problemas de la Región de Murcia? Estas cuestiones suscitan otras como: si hiciéramos una encuesta únicamente a los municipios del mar menor y a los alrededores, ¿serían percibidos estos fenómenos como problemas o seguiríamos obteniendo respuestas similares a las obtenidas a nivel nacional? Para tener una aproximación a estas respuestas deberíamos atender a otros datos, entre ellos localizar la población de quienes indicaron que consideraban el mar menor como un problema y ver si efectivamente corresponde con residentes de estos municipios o no.

No debemos olvidar además, que el problema del mar menor, ha sido abordado desde muchos frentes, desde la creación de un pacto por el mar menor que engloba a muchos actores desde ecologistas hasta vecinos, desde la comunidad de agricultores, desde el tejido empresarial de la zona y finalmente también pasa desde los partidos de la oposición en los distintos municipios hasta los gobiernos mismos impregnándose al completo la corporación municipal. Este es un problema, que tras una fuerte mediatización entra a formar parte de la agenda de las instituciones. El hecho mismo de que el problema empiece a ser tratado por las instituciones hace que se pierda el interés social por el mismo. Y esto no porque se entienda que ha sido resuelto sino porque pierde intensidad e interés a pesar de seguir siendo una realidad. Ocurre esto también con el tema del agua. Citábamos a los agricultores al principio del párrafo y nos obliga a poner de manifiesto que otro tema esperado en el top 10, era el del agua. De hecho, si atendemos al contexto en el que se desarrolla el Barómetro de Primavera I del CPAUM, se estaba llevando a cabo una manifestación por agricultores y simpatizantes como el grupo del pacto por el mar menor en busca de soluciones a este problema. Y sin embargo tampoco es percibido como un problema de gran importancia a nivel general por parte de los murcianos y murcianas.

Por último, entre los datos que nos muestra este estudio, podemos ver que los murcianos no tienen un especial interés con los problemas relacionados con la mujer, así como con la violencia contra las mujeres. Pero si tenemos en cuenta los datos del CIS,  la violencia contra las mujeres es cada vez más percibida como un problema por la sociedad. Resulta paradójico que en la Región de Murcia no se le dé mucha importancia a los problemas vinculados con la mujer, así como a la violencia de género en general, siendo ésta una de las Comunidades Autónomas en la que más aumenta el número de mujeres afectadas por la violencia machista. Cada vez hay más mujeres que han sido víctimas de la violencia de género en la Región de Murcia, pero el problema no parece canalizarse a la sociedad, ya que no se percibe como un problema significativo. Si tenemos en cuenta los datos del CIS, el problema de la violencia de género ha ido evolucionando y cada vez cobra una mayor importancia, pero en Murcia estos datos no se adecuan a la realidad nacional, mientras las denuncias por violencia machista aumentan cada vez más, otros focos como la corrupción y el paro acaparan todas las miradas.

En definitiva, este estudio ha estado marcado por los acontecimientos políticos que han sacudido a la Región de Murcia en las últimas semanas. Por ello hemos podido observar cómo los problemas relacionados con la corrupción, los partidos políticos, los políticos y el gobierno junto – con el paro – han marcado las principales preocupaciones de los murcianos.  En líneas generales, las tendencias se han mostrado similares a las obtenidas por el barómetro del CIS, con la permuta entre problemas económicos y problemas políticos, y las excepciones significativasa las que hemos hecho alusión durante este breve análisis.

 

Ramón Belmonte de Egea

Claudia Mayordomo Zapata

Juan José García Hernández

Estudiantes del Grado en Ciencia Política y Gestión Pública

Universidad de Murcia

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone