• Revista de comunicación política e institucional

IGUALDAD POLÍTICA EN LA MUJER HONDUREÑA, UN CAMINO EN EL QUE TODAS CUENTAN

Etiquetas: , , ,

Por Miguel A. Cálix Martínez, Director Ejecutivo del Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria (NIMD) en Honduras.

Resumen

El programa en Honduras del Netherlands Institute for Multiparty Democracy (NIMD) se sumó a la iniciativa del Instituto Nacional Demócrata (NDI) para dar mayor impulso a una “Academia de Mujeres Candidatas” para fortalecer las capacidades y habilidades de mujeres políticas candidatas a elecciones en Honduras.

Palabras clave: Academia de candidatas; elecciones; participación política.

Abstract

The Netherlands Institute for Multiparty Democracy (NIMD) in Honduras joined the Instituto Nacional Demócrata (NDI) to broaden the reach of a “Female Candidates’ Academy” to strenghthen the capacities and abilities of female politician candidates in electoral processes in Honduras.

Keywords: Female candidates’ academy; elections; political participation.

“En el camino de una, todas las personas cuentan”.
Gloria López, mujer política hondureña.
En 2012, la representación local del Instituto Nacional Demócrata (NDI, por sus siglas en inglés), nos confió que habían iniciado una “Academia de Mujeres Candidatas” para fortalecer las capacidades y habilidades de mujeres políticas que participarían como precandidatas a diputadas nacionales en las elecciones primarias de ese año en Honduras. Curiosos, les preguntamos por qué se habían organizado solo tres sesiones en tres ciudades del país, dejando fuera otras importantes regiones –algunas de ellas con bajo historial de participación política femenina–. “Por falta de presupuesto”, nos respondieron, “solo por eso”. Desde el programa en Honduras del Netherlands Institute for Multiparty Democracy (NIMD) vimos en aquella respuesta una oportunidad para colaborar con una iniciativa oportuna, por lo que apoyamos la extensión de la formación a otras dos regiones del país en un momento en que se aumentaría de 30% a 40% la cuota de género en las elecciones primarias de ese año y generales del 2013.

Esta experiencia positiva de trabajo en común, sirvió de inspiración para que se propusiera a ONU Mujeres –el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)–, a IDEA Internacional y al Instituto Nacional de la Mujer (INAM, oficina gubernamental) sumar presupuestos incipientes destinados al mismo objetivo –“fortalecer la inclusión y participación política de las mujeres”–y organizar la Academia de Candidatas “Mujeres políticas: sembrando más democracia, sembrando más equidad”, con la cual se brindaron espacios formativos a las candidatas a diputadas de diez partidos políticos del país en las elecciones generales de noviembre 2013. La experiencia se cuenta en un texto que combina relatos, testimonios y el proceso de trabajo protagonizado por más de 187 mujeres participantes en los seis talleres que se llevaron a cabo en igual número de ciudades de Honduras.

De 33 diputadas propietarias, al menos 11 eran egresadas de las academias por lo que colaboraron activamente con la elaboración y puesta en práctica de una “Agenda Interpartidaria de Género”, constituida por cuatro ejes de trabajo: violencia de género, participación política, presupuestos etiquetados y empoderamiento económico. La agenda se formuló en el marco de la “Academia de Parlamentarias”, espacio consensuado, auspiciado y apoyado técnicamente por la Comisión de Equidad de Género del Congreso Nacional y la mayoría de las instituciones antes mencionadas (NDI, NIMD, ONU Mujeres, PNUD e INAM); con estas se ha fortalecido un “consorcio” que no ha necesitado de discursos, formalidades y papeleos para trabajar por un objetivo común: la promoción e impulso del ejercicio real de la igualdad política de las mujeres hondureñas.

Las elecciones primarias y generales de 2017 se presentaron con desafíos adicionales: llevar a la práctica una cuota paritaria (50% para las mujeres), pero con una reglamentación para su aplicación que la desvirtuaba por ponerle condiciones irregulares a la alternancia en los listados electorales, además de ninguna garantía para su ejecución real después de las primarias.

Adicionalmente, debían contrarrestarse prácticas notorias de violencia política sin que una legislación especial hubiera sido aprobada. Por ello, conjuntamente con mujeres de los partidos políticos hondureños, las entidades que han trabajado en sociedad desde 2012-2013 emprendieron una nueva edición de la “Academia de Candidatas”, sumando recursos financieros y técnicos para brindar conocimientos y herramientas a las aspirantes a cargos de elección popular que les permitieran afrontar la lucha desigual por la participación política, que caracteriza a la cultura política hondureña, y que se haría más complicada por los desafíos apuntados en el párrafo anterior. Esta vez, sacando provecho de experiencias anteriores, se afinaron metodologías y estrategias, lográndose un meticuloso proceso formativo que mostró sus frutos en los primeros meses de 2018: de 27 diputadas propietarias, 10 son egresadas de la Academia, y desde la Comisión de Equidad de Género y otras comisiones del Congreso, acordaron ya una ambiciosa propuesta de trabajo para el cuatrienio 2018-2022, con acciones concretas para llevarlas a la práctica, para lo cual contarán con nuestro apoyo.

“En la unión está la fuerza” reza un adagio popular que nos indica cómo para superar la insuficiencia de la iniciativa individual, conviene sustituirla por la de la colectividad, agrupándonos con otras personas que comparten ideales y propósitos comunes. En el camino por lograr una verdadera igualdad política de las mujeres hondureñas, sabemos bien que todos los esfuerzos cuentan: los de cada persona, los de todos y todas.

Artículo originalmente publicado en el Nº36 de MPL

 

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone