• Revista de comunicación política e institucional
Unidos de saúde fornecedores preferenciais drogaria.pt poços de logon on-line de fargo banco

Entre ideologías anda el juego

Etiquetas:

Decía el recientemente fallecido politólogo y Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales, Giovanni Sartori, que las ideologías políticas implican “una interpretación global del mundo y también ofrecen previsiones de futuro y propuestas de solución de problemas, de tal modo que la ideología política sirve para comprender y estructurar la información procedente del exterior y para ofrecer propuestas prácticas vinculadas con la toma de decisiones”.

Así, la ideología constituye una herramienta muy valiosa no solo para los electores, a los que les facilita la evaluación de los objetos y fenómenos políticos, sino también para los estudiosos de la política, pues ofrece una potente herramienta para comprender la competición partidista en un escenario político determinado.

En estas líneas nos proponemos realizar una breve radiografía de la dimensión ideológica en el electorado español, haciendo también una escueta referencia al electorado de la Región de Murcia y sus dinámicas. La forma más empleada para medir la ideología consiste en la ubicación en una escala que oscila entre el 1 y el 10, siendo 1 la izquierda y 10 la derecha.

¿Qué espacios ideológicos ocupan los cuatro principales partidos políticos?

A continuación, se representa el perfil ideológico nacional de los electores de los cuatro principales partidos, lo que confirma algunos datos ya conocidos. De este modo, la posición ideológica de los electores de los distintos partidos sería, de izquierda a derecha: PODEMOS en la izquierda, seguido de PSOE en el centro izquierda, CIUDADANOS en el centro derecha, y PP en la derecha ideológica.

Otra forma de observar la distribución ideológica de los electorados de los diferentes partidos consiste en superponer los datos anteriores, lo que también nos ofrece una primera idea de los espacios de mayor competencia. Del siguiente gráfico también se desprende que el 66% de los electores que tienen intención de voto o simpatía por el PP se ubican entre el 6 y el 8 en la escala ideológica; que el 78% de los que tienen intención de voto o simpatía por el PSOE se ubican entre el 3 y el 5; que el 77% de quienes muestran intención de voto o simpatía por PODEMOS se ubica entre el 2 y el 4; o que el 76% de los que manifiestan intención de voto o simpatía por CIUDADANOS se ubica entre el 5 y el 7.

¿Batalla ideológica?

La irrupción de los dos nuevos partidos en el sistema ha elevado el tono en la batalla ideológica, pues la competencia por los mismos espacios ideológicos y, como consecuencia, por los mismos electores, se ha incrementado notablemente. Para analizar en qué medida se produce dicho solapamiento ideológico de los electorados de los diferentes partidos, se emplea el índice de superposición ideológica de Sani, que oscila entre el 0 (ausencia de solapamiento) y el 1 (solapamiento absoluto). En el siguiente gráfico se representa la superposición ideológica, entre los distintos pares de partidos y respecto al conjunto del electorado. Tal y como se observa, PSOE y PODEMOS presentan el solapamiento más elevado del sistema (0,82), seguido de PP y Ciudadanos (0,54). Se observa, también, la delicada posición en la que se encuentran los socialistas, pues buena parte de su electorado se asemeja, en lo ideológico, con el electorado de Ciudadanos y Podemos. El electorado del PP, por el contrario, es el que aparece en una posición más ventajosa.

Por otro lado, también se observa que el electorado del PSOE presenta un mayor solapamiento, que el resto de partidos analizados, con el conjunto del electorado nacional. Esto viene a confirmar aquella frase tan manida por algunos líderes socialistas, de que su partido es el que más se parece a España. Como se observa, atendiendo al solapamiento ideológico, tienen razón. También se confirma lo anterior, si se atiende a dónde ubican ideológicamente el conjunto de electores a los diferentes partidos. Así, en el estudio que estamos explotando, de enero de 2017, el conjunto de entrevistados ubicaban al PSOE, en promedio, en el 4,7, al PP en el 8,2, a PODEMOS en el 2,2 y a Ciudadanos en el 6,5. Recordemos que el electorado medio se auto-ubicaba en el 4,7. Dicho lo anterior, esta situación idílica en un escenario de bipartidismo imperfecto, no resulta ser tan ventajosa en un sistema de partidos fragmentado.

 

¿Polarizarse o centrarse?

El debate interno en la formación morada, referido a la dicotomía “transversalidad ideológica v.s ubicación nítida en la izquierda del espectro ideológico”, pone sobre la mesa un histórico dilema en las estrategias de los partidos: ¿Ofrece un mayor rendimiento electoral intentar capitalizar votos en el centro, o es mejor especializarse en uno de los polos ideológicos? Existen pocas respuestas absolutas en materia de estrategia electoral, pues el contexto es determinante, pero una cuestión es clara, y es que en el centro ideológico la batalla electoral es más complicada, pues el número de partidos compitiendo es mayor. Dicho lo anterior, en el centro ideológico es, también, donde se concentra un mayor número de electores, por lo que tampoco es aconsejable obviarlo si se busca alcanzar mayorías ganadoras.

En el siguiente gráfico se combinan dos tipos de datos. En el rectángulo referido a la categoría “Conjunto de electores” se representa el porcentaje del total de electores (entrevistados) que se ubican en cada una de las posiciones ideológicas. En el resto de rectángulos se representa la intención de voto + simpatía de los electores que se ubican en cada posición de la escala ideológica. Así por ejemplo, apenas el 1,4% de los electores se ubican en el 9 en la escala ideológica. De ellos, el 94% muestra intención de voto o simpatía por el Partido Popular.

Veamos algunas conclusiones que emanan del gráfico:

  • Hay una mayor concentración de electores en la izquierda ideológica que en la derecha: mientras el 38% de los electores se ubican entre el 1 y el 4, solo algo más del 15% se ubican entre el 7 y el 10.
  • Si bien es importante señalar que en este breve estudio no se tienen en cuenta las confluencias cuando se hace referencia a “Unidos Podemos”, también destaca que, a partir del 7 en la escala ideológica, la intención de voto o simpatía por los cuatro principales partidos suma más del 84%, mientras que esa cifra apenas alcanza el 62% entre el 1 y el 4.
  • A partir del 7 ideológico la hegemonía del Partido Popular es muy clara: aglutina más del 80% de intención de voto o simpatía en cada posición. Por el contrario, en la izquierda (del 1 al 3), la fragmentación impide que ningún partido supere el 35% de intención de voto o simpatía en cada posición de la escala.
  • Si bien en el centro derecha (posición 6) el PP dobla al partido que registra una segunda mayor intención de voto o simpatía; en el centro izquierda (posición 5) y que aglutina al doble de electores que la posición 6, la competencia impide que haya un claro vencedor, más allá de la ligera ventaja que presenta Ciudadanos. También cabe destacar que el 30% de los que se ubican en el 5 no muestran intención de voto o simpatía por ningún partido.

¿Se comportan de forma similar el electorado murciano y el nacional?

Aunque las tendencias son similares, en Murcia se manifiestan una serie de dinámicas que hacen particular al caso. Centrándonos en la cuestión ideológica, una primera conclusión que podemos extraer al comparar los datos de intención de voto + simpatía en elecciones generales según el barómetro de enero elaborado por el CIS, con los datos de intención de voto + simpatía en elecciones autonómicas, según el último estudio elaborado por CPAUMCEMOP hace apenas unas semanas (Ver ficha técnica), es que el electorado murciano está ubicado, en promedio, ligeramente más a la derecha que el conjunto del electorado nacional. Y no solo el conjunto del electorado murciano: los electores de Ciudadanos, PSOE y Podemos también están ubicados ligeramente más a la derecha en Murcia, que en el conjunto nacional. Por el contrario, y como cabía esperar, el electorado del Partido Popular se ubica ligeramente más a la izquierda en Murcia que en el conjunto nacional. Esto último deriva de una mayor competitividad del Partido Popular murciano en las posiciones ideológicas centrales, lo que históricamente tiene su explicación en la gran conversión de votante socialista a votante popular que se produce a mediados de los 90 en esta Comunidad Autónoma. La consecuencia es un mayor parecido entre el electorado medio del PP murciano y el conjunto del electorado de Murcia, que entre el electorado nacional del PP y el conjunto del electorado nacional. O dicho de otro modo más sencillo: mientras el PP aglutinó el 37,4% del voto en las elecciones autonómicas de Murcia en 2015 (cerca del 60% en las de 2011), el PP nacional obtuvo cuatro puntos menos (33%) en las pasadas elecciones generales de junio de 2016.

Respecto a la superposición ideológica en la Región de Murcia, tan solo mencionar que el PP es el que presenta una mayor superposición con el conjunto del electorado regional, seguido de Ciudadanos. Por otro lado, aunque la superposición ideológica entre PODEMOS y PSOE sigue siendo la mayor entre partidos, también es destacable un incremento de ésta entre PP y Ciudadanos, si se compara con los datos nacionales.

Finalmente, otra cuestión de interés la constituye la disparidad en la ubicación ideológica media de los electores, si se atiende a las distintas zonas de la Región de Murcia. Así, mientras en el Municipio de Murcia la ubicación media está en el 5,3, en la zona compuesta por Molina de Segura, Lorca y Cartagena, dicha ubicación media se eleva dos décimas, hasta el 5,5. Sin embargo, en el Resto de la Región, donde el Partido Socialista obtiene un mayor rendimiento electoral, la ubicación ideológica media se sitúa en el 5.

Como se ha visto, la ideología sigue siendo un factor capital para explicar las dinámicas que se producen en el escenario político. La decisión de hacia dónde deben moverse los partidos si quieren obtener una mayor rentabilidad electoral se la dejaremos a sus respectivas asambleas o comités, pero es importante que no olviden buscar el equilibrio entre ofrecer un producto diferenciado y nítido, con que pueda ser atractivo para una mayoría social.

 

Alberto Mora Rodríguez

Profesor asociado de Ciencia Política en la Universidad de Murcia.

Investigador del CEMOP.

alberto.mora@um.es

 

 

 

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone