• Revista de comunicación política e institucional

Diez claves de la comunicación institucional – El Consultor #6

“No hay más verdad que la que se percibe”, decía Goethe, y así es. La importancia de dar a conocer quiénes somos y hacerlo bien -como reza el lema de las Relaciones Públicas-, es básico para que nuestra institución sea reconocida y percibida positivamente por los diferentes públicos objetivo.

Gestionar correctamente las acciones comunicativas de nuestra institución comienza por estar pendiente de los cambios que acontecen cada día, saber a quién hemos de dirigirnos en cada momento, qué hemos de decir, cuándo y cómo transmitirlo dentro de la ingente cantidad de mensajes que nos bombardean día a día. Correcto, pero, ¿por dónde empezamos? Analicemos algunos elementos esenciales que pueden ayudarnos a desarrollar todo ese proceso:

  1. Elaborar un plan de comunicación que resuma todo nuestro proyecto institucional en términos de imagen y que se oriente a transmitir sus atributos.
  2. Incluir un plan de comunicación online dentro de ese plan de comunicación general. El plan 2.0 debe estar perfectamente alineado con los intereses y objetivos de la comunicación institucional, debe involucrar al equipo y, en general, a los públicos objetivo en las distintas acciones online, de cara a tener la máxima repercusión en buscadores, agregadores, foros, bitácoras, redes, etc.
  3. Definir nuestra estrategia comunicativa y concretarla en objetivos operativos, medibles y evaluables. Las mejores estrategias son aquéllas que podemos saber si cumplen sus objetivos o no.

Las claves se pueden sintetizar en dos: la importancia de la reputación corporativa y el desarrollo de la comunicación online

  1. Centrar nuestro trabajo en la reputación institucional. En la década de los noventa, la actividad de comunicación se focalizaba en la “imagen institucional o corporativa”, y ya en 2010 se consolida la “reputación institucional o corporativa” como el aspecto crucial dentro de la gestión de la comunicación.
  2. Poner a un profesional de la comunicación al frente de la gestión. La percepción que se tiene de nuestra institución es demasiado importante como para que esté a cargo de un aficionado.
  3. Situar al responsable de comunicación a nivel gerencial, es decir, en contacto directo con la dirección general e integrado en el management de la institución.
  4. Escoger un estilo de comunicación diferenciado que nos permita distinguirnos y reafirmar nuestra identidad corporativa.
  5. Implicar a los distintos públicos objetivo en el desarrollo de las acciones de comunicación.
  6. Evaluar periódicamente nuestros resultados. Analizar en qué medida estamos cumpliendo los objetivos previstos, para saber qué hay que rectificar o en qué hemos de incidir.
  7. Implementar novedades, subsanar errores y aplicar buenas dosis de creatividad.

Y como en todo buen decálogo, las claves de la nueva comunicación institucional se pueden sintetizar en dos: la importancia de la reputación corporativa y el desarrollo de la comunicación online. Tal y como indica Iván Pino en «Del 1.0 al 2.0»: “la reputación no se constituye mediante anuncios ni titulares. Es mucho más intensa. Suma el conocimiento y valoración que alcanzamos contrastando experiencias y opiniones con otras personas a las que consideramos informadas”. Y, precisamente por eso, porque las experiencias y opiniones hoy no tienen fronteras, hemos de prestar especial atención a la comunicación en el mundo 2.0.

Las 10 claves

  1. Elaborar un plan de comunicación.
  2. Incluir un plan de comunicación online.
  3. Definir nuestra estrategia comunicativa.
  4. Consolidar la “reputación institucional”.
  5. Contar con un profesional de la comunicación.
  6. Y ponerlo en contacto directo con la dirección general de la institución.
  7. Escoger un estilo de comunicación distintivo.
  8. Implicar a los distintos públicos objetivo en la comunicación.
  9. Evaluar periódicamente nuestros resultados.
  10. Implementar novedades, subsanar errores y aplicar buenas dosis de creatividad.

Miriam Poves
Consultora de Comunicación

Si quiere ver otros artículos relacionados, consulte la edición de El Consultor en nuestra revista.

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone